domingo, 15 de julio de 2007

Le llamaban Michael Bay




Pozi. Como buen amante de las cosas artificiales, los arquetipos universales y cualquier otra cosa que no exija pensar demasiado, hace dos semanas fuí a ver el peliculón palomitero del verano, Transformers. Y pensaran ustedes "oh, noooooo. Otro post mas sobre la puta pelicula. Seguro que dice que los efectos especiales son geniales y que Megan Fox esta muy buena. Me voy a ver el telecupón, que por lo menos salen señoritas profesionales de enseñar el muslamen." Oigan, me podrian ustedes decir la combinación ganadora del Euromillon de la semana que viene, que a estas alturas del mes que les voy a contar a ustedes. Pero miren, aunque no demasiado original, a continuación les cuento mis humildes impresiones sobre el filme.

Es ya conocido por todo el mundo la terrible epidemia veraniega que arrasa las salas cinematográficas de medio mundo. Se pone el termometro a mas de 32 grados y los distribuidores de las latas con celuloide calentito y ansioso por ser estrenado se deben suponer que las neuronas no nos llegan más allá que para buscar la sombra o el local con aire acondicionado más cercano y nos someten a un alud de superproducciones donde el presupuesto para el guión pasa automaticamente a manos del departamento de efectos digitales y algun que otro actor reputado por critica y publico se hace el agosto (nunca mejor dicho) con un papel secundario (o de villano) en la tontuna de turno. Aunque llevo tiempo bastante alejado del mundillo cinefilo y sus críticos, me parece a mi que aun no se han percatado la mayoria de los mortales en que el periodo veraniego (al menos en el planning de las productoras y distribuidoras del septimo arte) se ha ampliado bastantes meses más. Cierto que esta peli se estrena bien entrado el estío, pero viene precedida por unas cuantas pelis que cumplen las condiciones anteriormente mencionadas a la perfección. ¿A que se puede deber esto? ¿La cobardia de los estudios de Hollywood va en aumento o, quizas, las nuevas generaciones se conforman con la espectacularidad sin chicha ni limoná para escapar de la realidad de los pisos de 30 m² y 40 millones de las antiguas pelas? ¿Es Transformers la regla y no la excepción?


Como creyente (aunque no practicante, no se preocupen) del transformiverso, el estreno y posterior visualizado del blockbuster de marras me ha reportado grandes satisfacciones. El reencuentro con Optimus Prime, Megatron y sus respectivas bandas de robots metamórficos ha conllevado buenos recuerdos de aquella serie animada de los funestos ochentas donde en cada capitulo, ambos frentes de robots se las veian por un quitame esas pajas y quedaban todos igual que al principio. Mientras que en los tebeos se andaban con las mismas pero con menos gracia ya que el dibujante era Don Perlin y se veian obligados a invitar a Spiderman y demas fauna Marvel a sus aventuras por eso de vender el minimo permitido para no chapar la serie. Ni siquiera aquella serie más moderna que encontre en Cartoon Networks hace pocos años, consiguió devolverme a aquellas tardes frente el televisor, ya que, confieso, la cosa perdia bastante gracia al introducir unos adolescentes espantosos que no valian pa ná mas que para que los niños empatizaran con alguien. Que digo yo, que unos robots gigantes no son de empatizar, molan porque son muy grandes y rompen cosas pero bueno, los productores de la tele sabran más que yo. Y esto lo dice uno que no se perdia un capitulo del Capitan Planeta y los niñatos esos de los poderes horteras.

Pero antes de que esto parezca una critica musical del Rock de Lufff y se hable de todo menos de la peli me pongo con el meollo de la cuestión. El peliculon. Venga, que si, que los efectos especiales estan muy bien y la Megan Fox esa parece un efecto CGI más de lo imposiblemente perfecta que es pero que quieren que les diga. Un poco mas de chichilla. Que la serie de dibujos se pudiera resumir en los malos contra los buenos, no quita que no tuviera argumentos simpaticos y minimamente interesantes. Aqui, por decir algo, tambien haberlos haylos, al menos en la primera mitad de la pelicula pero es muy triste que nada tengan que ver con los robots y sin animo de excederme, ni con el director, ni con los actores ni con nada de nada excepto con el productor, el sr. Spielberg. Porque si a algo me recuerda esta pelicula, es a la tipica comedia adolescente producida por Spielberg. El encontronazo generacional con tus padres, la busqueda de la media naranja, el heroe que no es guapo pero si fotogenico y no destaca en absolutamente nada pero tampoco es un retrasado, el amor imposible personificado en la chica namber uan en popularidad, buenorrismo y topicos de mujer no jarron (en este caso, que le gusta la mecanica) y una situacion extrema donde nuestro prota lo conseguira todo y demostrara que a veces, el mas mediocre de nosotros puede alcanzar las estrellas salvando el mundo en el proceso. Pues bien, la trama se reduce a esto y poco más. Añadiría que los chistes y situaciones comicas, por lo menos, resultan simpaticos pero por otro lado, decir que otro gallo le cantaria a la peli esta sino estuviera su actor principal: Shia Labeouf, que en un autentico tour de force interpretil, el buen chaval le pone el factor humano hasta las escenas mas cartonpiedrescas y le otorga una cierta coherencia a todo el embrollo que ni siquiera el director se esfuerza en darle. En resumen, menuda joroba le ha debido de salir al pobre Shia de cargar sobre los hombros todo el peso del mastodonte este.


Digamos que hablar del cine Michael Bay es hablar de Megan Fox y como les sé mas afines a las curvilineas formas de la actriz que al lenguaje del cine, dejen que me extienda en el tema. La srta. Fox, actriz discipula del cayo de mi pie derecho, se encuentra en la categoria de aliciente visual de toda pelicula sin animo de transceder. Dificil es averiguar si esta chica hace algun tipo de esfuerzo o es victima de su propia milimetrica belleza, la gelida naturaleza de sus facciones nos impide ver un atisbo de emoción en el cincel genético y social que ha esculpido sus bellos rasgos y la ha embutido en una pose de maniqui organico. Decir que la preceden multitud de actrizes de impresionante belleza con demostradas dotes para la interpretacion, es caer en lo mánido pero lo quiero mencionar porque hay una gran diferencia entre ellas y Megan. Mientras que Ava Gardner, Tippi Hedren, Ingrid Bergman o Rosario Dawson deben parte de su beldad a su cualidad para representar un ser humano, con sus pros y sus contras, la pobre stra. Fox debe enfrentarse a la frialdad propia de su generación y a la perfección geométrica de su fisico para dejar pasar algun tipo de sentimiento al exterior. Indudablemente, nosotros sabemos que Megan siente y sufre pero son sus arquitectónicamente dibujados rasgos los que se esfuerzan en llevarnos la contraria. Para Bay, un terreno fertil para su ideal estético. Poco riesgo en las decisiones, un pibon de primera, una imagen que apabulle desde el segundo cero y poca historia por detras. De mefistofelica podredumbre se me antojaron las imagenes en falsa camara lenta que protagoniza la chica o ese momento videoclipero tras una explosion de gran magnitud, que nos resultaria mas importante sino fuera por la impericia del director a la hora de aportar un minimo significado a las escenas que rueda, donde Megan, divinisima de la muerte, arrastra por el asfalto su mano, prodigio de la mas esquisita de las manicuras, hasta alcanzar la desvalida idem de Shia. No pensar en un horrible baladon de Michael Bolton al ver esa secuencia, es un logro para los mas preparados. Pero asi es el cine de Bay, cien por cien imagen, nada de contenido. Imagenes gelidas, narración nerviosa y ciertamente agresiva, soluciones formulaicas archisobadas y esa sensación de no tener nada por detras, de usar y tirar. Como Megan, pero todos sabemos que hay una persona detras... ¿o no?

4 comentarios:

Javi dijo...

Esto... ¿entonces te gustó la peli pero no la chica que sale?
Pero si es lo mejor de la peli!! :D

DanielB dijo...

Muy chula la niña de la peli, pero lo mejor es optimus prime Gñ !!
Por cierto estas inquietantes nouvelle vague fotos de que fil noir son??

Disipated Kid dijo...

A mi no me disgusto la chica pero me parecio un transformer mas. Igual de expresivo.
Las fotos son de pelis de Truffaut. La segunda por ejemplo, pertenece a 400 golpes.

Javi dijo...

Meka que nouvellevaguiano te veo... :D
Bueno, lo mejor de la peli también era el hacker gordito, y la escena de los donuts en la comisaría.